AQMesh es un nuevo concepto en monitorización de calidad del aire. Los 'pods' AQMesh son pequeños dispositivos autónomos capaces de medir concentraciones de distintos tipos de gases (NO, NO2, SO2, CO y O3) en el aire. Gracias a su sistema inteligente de gestión de batería y su pequeño tamaño pueden ser colocados casi en cualquier sitio. A diferencia de las tecnologías convencionales de mercado no necesitan electricidad externa, su costo es numerosas veces menor,  su mantenimiento y facilidad de instalación inmejorable.

Los 'pods'  son también capaces de medir temperatura, humedad y presión atmosférica, valores que se usan a su vez para adecuar el resto de señales y garantizar su precisión con el pasar del tiempo.

Los datos colectados son enviados a la nube en forma periódica para su posterior tratamiento por parte del usuario.